¿Qué es un tanque de retención?

Un tanque de retención es un cuerpo de agua usado para recolectar los excesos de agua de lluvia con el propósito de controlar la liberación de los mismos. Los tanques de retención no tienen salidas o flujos, acequias, etc. El agua es recolectada y luego se libera a través de fenómenos atmosféricos tales como la evaporación o la infiltración.

Pero ¿en qué se diferencia un tanque de retención de un estanque?

 

La mayor diferencia entre un estanque y un tanque de retención es que el estanque tiene una salida, como por ejemplo una tubería que vierte el agua hacia un riachuelo. Un tanque de retención es un cuerpo de agua usado para recolectar los excesos de agua de lluvia con el propósito de controlar la liberación de los mismos. El tamaño de la tubería de los estanques se ajusta para controlar la velocidad de vertido de los excesos de agua de lluvia.

Tanto los estanques como los tanques de retención pueden encontrarse en tu vecindario, de modo que debes procurar poner en práctica las reglas de seguridad en ambos tipos de estanques. Ambos pueden ser peligrosos.

Acuérdate siempre de lo que dice el Buzo Dan: ¡Si no sabes qué hacer, aléjate de él!